DEPORTISTAS DESTACADOS DE LA HISTORIA DE NUESTRA TIERRA

Hacemos un recorrido conociendo a los deportistas de nuestra tierra que brillaron en el mundo.

JOSÉ MARÍA “EL MONO” GATICA

Gatica nació un 25 de mayo de 1925 en la ciudad de Villa Mercedes (en la provincia de San Luis) Conocido como El Mono Gatica, fue un boxeador argentino de peso ligero (61 kg). Con una carrera deportiva en la que realizó 96 combates, de los que ganó 86 (72 por nocaut) fue una figura inmensamente popular en Argentina. A los siete años su familia se mudó a Buenos Aires. Extremadamente pobre, desde niño Gatica trabajó como lustrabotas en Plaza Constitución; la habilidad adquirida en las peleas callejeras para mantener su puesto en la estación de trenes atrajeron la atención de un comerciante local, Lázaro Koczi, que tenía vínculos con el boxeo. Le ofreció participar por dinero en los combates irregulares que se celebraban en The Sailor’s Home, el alojamiento para marineros sin trabajo de la misión británica, donde se apostaba en breves combates a tres rounds. Tras unos cuantos combates exitosos, Koczi le propuso dedicarse al boxeo profesional. Hasta ese momento, Gatica había compaginado el ring con su puesto de lustrabotas en Constitución. El 7 de diciembre de 1945 tuvo su primer combate profesional, en el que noqueó en el primer asalto a Leopoldo Mayorano. Ganó dos peleas más en ese mes, un ritmo casi sin precedentes. Ya con algo de fama, en 1946 haría siete combates, ganándolos todos; en uno de ellos se enfrentó con quien sería su archirrival, Alfredo Prada, con el que se encontrarían cinco veces más en el ring, con resultados igualmente divididos, y quitándose mutuamente el invicto. El perfil popular y el indudable carisma de Gatica, un boxeador agresivo y ambicioso, espectacular sobre el ring, atrajeron la atención del público. Se granjeó el aprecio de los asistentes a la tribuna popular, que lo apodaron el Tigre por la furia que mostraba en el combate; los aficionados de clase alta, que concurrían al ring-side, deploraban en cambio su falta de clasicismo. A ellos se debe el apodo de el Mono, caricaturizando su color de piel y sus facciones.

ÁNGEL LEYES

Nace en 1930 como Ángel Leonides Leyes, en Talita, provincia de San Luis. Boxeador argentino de peso pluma. Fue campeón argentino en cuatro oportunidades y dos veces campeón latinoamericano. Integró el equipo olímpico en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. A los cinco años queda huérfano de padre y debe trabajar como lustrabotas. Ya en Buenos Aires, tiene múltiples empleos mientras se forma como boxeador. En 1948 logra el campeonato argentino de peso pluma, título que ganará en otras tres oportunidades (1949 y dos veces en 1952). En 1948 gana el campeonato latinoamericano en Santiago de Chile. En 1952 vuelve a obtener el título en Lima, Perú. Ángel Leyes alcanza popularidad entre los amantes del boxeo, es frecuentemente elogiado por la prensa por su habilidad técnica e integra la élite del boxeo argentino siendo profesional fondista del Luna Park. Contrae matrimonio en 1950. En 1951 tiene una hija y enviuda a los pocos meses. En 1952 participa en los Juegos Olímpicos de Helsinki. En 1955, poco después de casarse por segunda vez, a los 24 años, se retira del boxeo. Entre sus rivales podemos mencionar a Ricardo González, Abelardo Siré, Blas Conde, Alejandro Lacoste, Manuel Castillo, Luis Corrales, Gabriel Pons, Gerardo Pino, Domingo Palavicino, Renato Schmidl, Juan García, José Gallardo, José Santín, Washington Pereira, Juan Villalba, Héctor Romero.

JUAN GILBERTO “EL BÚFALO” FUNES

JUAN GILBERTO “EL BÚFALO” FUNES

Juan Gilberto Funes (San Luis, Provincia de San Luis, Argentina; 8 de marzo de 1963 — Buenos Aires, 11 de enero de 1992) fue un futbolista apodado el Búfalo o el Tanque, gracias a su corpulencia y fuerza física. Jugó de delantero y su último equipo fue Vélez Sarsfield. Se inició en Huracán de San Luis, de su ciudad natal, pasó luego por Sarmiento de Junín, Jorge Newbery de Villa Mercedes, Sportivo Estudiantes de San Luis y Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Fue vendido en el segundo semestre de 1986 a su país al Glorioso River Plate de Buenos Aires donde consiguió una Copa Libertadores venciendo al América de Cali, la Copa Interamericana en partidos de ida y vuelta contra la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica y la Copa Intercontinental, luego de vencer al equipo rumano Steaua Bucarest en Tokio. Pasó por el Olympiacos FC de Grecia en 1987 y por el Nantes de Francia en 1988. En Francia en la temporada 1989-1990 estuvo a punto de firmar un contrato con el Niza pero en la revisión médica le descubrieron una afección cardíaca que le impidió seguir su carrera. Volvió a su tierra por segunda vez en 1989 e iba a firmar con Boca Juniors, hasta se alcanzó a poner la camiseta del club xeneize, pero nuevamente no pudo pasar los exámenes médicos. Finalmente firmo para jugar en el Club Atlético Vélez Sarsfield hasta 1991, donde disputó 25 encuentros y convirtió 12 tantos con la “V Azulada”. Murió en 1992 a causa de una endocarditis protésica. Es considerado uno de los más grandes ídolos de Millonarios de Bogotá, una barra representativa del club tiene de nombre La Barra del Búfalo en honor al puntano y siempre se lo recuerda en River Plate por ser artífice de la esquiva Copa Libertadores que el equipo de Nuñez buscó durante 26 años.

Héctor Veira, técnico de Funes en River Plate lo definió así:

'Era un contragolpeador feroz. Cuando arrancaba en velocidad se hacía prácticamente incontenible. Y si se le daba un cachito en el área, te mataba'.

Hoy el estadio provincial de San Luis lleva su nombre.

ROSENDO HERNÁNDEZ

Nacido el 2/4/1915 en Ojo del Río, en su querida provincia de San Luis. Rosendo Hernández (hijo) entró en el automovilismo grande del país desde su debut en el Gran Premio Argentino de TC realizado del 18 al 30/10/1938, cuando con su Ford N°113 arribaba 18° al final de las 10 etapas disputadas sobre 7.389km. Pagado el derecho de admisión, con nuevas expectativas se presenta en los grandes premios de 1939, en los que habría de cosechar los primeros halagos y el primer éxito parcial de una campaña realizada a través de años de batallar en toda clase de rutas. Agigantándose en lo difícil, creando un ejemplo de deportista, aquel que el gran público lo ungía con su simpatía, al margen, por supuesto, de sus co-provincianos que lo idolatraron siempre. Es que a pesar de no contar con grandes recursos siempre conseguía sobresalir, paseando por todo tipo de caminos, aquella leyenda de San Luis, provincia que recíprocamente lo apoyo sin miramientos. Su currículum personal nos demuestra que habiendo disputado una treintena de competencias, el elegía según su propia filosofía las más bravas para correr.

ALBERTO GATTO

El “Pato” Gatto, uno de los mayores ídolos del club Sportivo Estudiantes de San Luis, nació en la ciudad de San Luis. Corría el año 1983 y José Alberto Gatto integrante de aquel equipo de Sportivo Estudiantes acababa de perder insólitamente un sorteo en la AFA que privaba al club puntano de ascender al fútbol grande de la Argentina tras jugar con Andino Sport Club de La Rioja dos intensas finales cayendo de visitante en la Rioja por dos a cero y triunfando en “El Coliseo” también por dos a cero frente a los Riojanos. Jugar con River, Boca, Independiente, Racing o San Lorenzo dependía de un sorteo. Puntanos y riojanos sometidos a la suerte o como después se dijo: “a la influencia de poder político de turno”. Se tejieron miles de historias en torno a este episodio y nunca se pudo documentar la verdad de cómo pasaron los hechos. La cuestión fue que el sorteo se realizó y por supuesto ganaron los riojanos como se presumía. Recién a las 23:00 de ese día y en la casa del recordado “Bocha” Torres, los jugadores de Estudiantes se enteraron que habían perdido el sorteo, la clasificación y se habían quedado con las manos vacías después de tantos esfuerzos. Claro, en ese momento no había ni los medios de comunicación, ni las redes sociales que hay hoy, donde se conoce un dato al segundo de producirse y desde cualquier parte del mundo.

Era una moneda con una sola cara

..opinó el “Pato” Gatto refiriéndose al sorteo. “Fue insólito después de empatar en el global 2 a 2, que un ascenso se decidiera con un sorteo”, siguió diciendo el ex delantero de Sportivo Estudiantes.

FEDERICO “EL FECO” SCHMID

Nacido el 4 de julio de 1949 en El Trapiche, hijo del suizo-alemán, Aroldo Schmid un inmigrante que llegó al país allá por 1901, y de Amelia Pelozatto, Feco siempre recordó que su padre fue quien trajo en 1908 uno de los primeros autos a San Luis, un Proto y que también fue precursor del automovilismo deportivo. Fue, sin dudas, el más grande piloto de rally que dio la provincia de San Luis. Desde un Fiat 600 hasta su Gol blanco, pasaron muchos autos, muchas carreras y hasta se dio el gusto de correr en pista a nivel nacional en el recordado CAP, con un Datsun 280 ZX. Fue campeón en su tierra y campeón argentino en 2000 y 2001. Hizo todo con mucho sacrificio, nunca tuvo un gran apoyo publicitario, por lo que viajaba a cada lugar en su camioneta, acompañado apenas por un par de amigos que ayudaban. El sábado, Feco Schmid se cansó de pelear con una enfermedad que lo aquejaba desde hace bastante tiempo. Se sacó los guantes, colgó el casco y nos dijo “Me voy”. Seguramente Dios le estará cantando la hoja: “nube a la derecha a fondo…”

SIMÓN ESCOBAR

Simón Escobar nació en Villa Mercedes provincia de San Luis. Fue campeón argentino en la categoría de los 65:200 en dos oportunidades, en 1979 y en 1986. Y Acá se produce un hecho singular. En la primera, el campeón era Miguel Ángel “El Zorro” Campanino y Escobar lo había desafiado. Campanino decide retirarse y Escobar es proclamado campeón argentino de oficio, solo tenía que presentarse y dar la categoría. Y así fue. Escobar perdió el título ganado en la balanza el 16 de febrero en Mar del Plata frente a Ricardo Aníbal “Palito” Magallanes. En la segunda, Escobar se recupera del traspié y el 20 de marzo de 1987, obtiene la corona argentina al ganarle por nocaut en el décimo round a Miguel Ángel “El Puma” Arroyo.

GABRIEL VILLEGAS

Sergio Gabriel “Gaby” Villegas, conocido también como Gabriel Villegas, es un pelotari argentino, de la provincia de San Luis, especialista en pelota paleta, ganador de tres medallas de oro en los Campeonatos Mundiales de Pelota Vasca. En 2013 y 2014 recibió el premio Olimpia de Plata, como el jugador más destacado de Argentina en el deporte de pelota en esos años. Gabriel Villegas es hermano de Jorge Villegas y Alfredo Villegas, también destacados pelotaris argentinos que suelen jugar juntos y que son conocidos en el medio como “Los Villegas”. Junto a sus hermanos se consagró consecutivamente entre 2002 y 2014, campeón nacional en representación de la Provincia de San Luis.

JORGE VILLEGAS

Jorge Villegas es un pelotari argentino, de la provincia de San Luis, especialista en pelota paleta, ganador de dos medallas de oro en los Campeonatos Mundiales de Pelota Vasca. En 2013 y 2014 recibió el premio Olimpia de Plata, como el jugador más destacado de Argentina en el deporte de pelota en esos años. Jorge Villegas es hermano de Gabriel Villegas y Alfredo Villegas, también destacados pelotaris argentinos que suelen jugar juntos y que son conocidos en el medio como “Los Villegas”. Junto a sus hermanos se consagró consecutivamente entre 2002 y 2014, campeón nacional en representación de la Provincia de San Luis.